6 Dic 2017

Seremi de Minería firma convenio con Instituto Virginio Gómez y empresarios del Carbón para crear la “Mina Escuela”

El acuerdo establece entre otras cosas que los yacimientos sean centros de práctica para los alumnos de la casa de estudios, así como matrícula cero para los hijos de trabajadores de las minas adscritas al convenio, y una rebaja en el arancel anual de la carrera escogida por los jóvenes.

Concepción, noviembre de 2017.-
“Mina Escuela”. Ese es el concepto bajo el cual el Ministerio de Minería, representado por el titular de la cartera en el Biobío, Lautaro Benítez, firmó un convenio con el Instituto Profesional Virginio Gómez y cuatro de los principales productores de carbón de la Región.
El acuerdo alcanzado por las tres partes permite que los yacimientos carboníferos sean centros de práctica para los alumnos de las carreras ligadas a la minería, así como otras de índole comercial, quienes aportarán al ordenamiento y mejora de la gestión en las minas de la zona.
Además los hijos de los trabajadores podrán matricularse en la casa de estudios de forma gratuita y acceder a un descuento del 15% en el arancel anual de la carrera que elijan.
Sobre este convenio, el Seremi de Minería, Lautaro Benítez expresó que esto permitirá a los empresarios “nivelar hacia arriba, superando brechas que tienen en materia de formación, conocimiento, innovación y aplicación de tecnología en la actividad extractiva”.
Agregó que la suma de esfuerzos combinados del Gobierno Regional, el Instituto Profesional Virginio Gómez, más la llegada a la Región del Biobío de la Empresa Nacional de Minería, permitirá que “el potencial minero de la región tenga muy buenos augurios para su desarrollo”.
En tanto el rector de Virginio Gómez, René Lagos, sostuvo que como Instituto tienen “un proyecto educativo que se basa en el desarrollo de competencias y para poder desarrollarlas en las personas no basta con tener buenas implementaciones y salas de clases, sino que también tener vínculos con el sector productivo para que los alumnos puedan in situ demostrar y desarrollar estas competencias que está demandando la sociedad y el mercado laboral”.
Lagos añadió que “hoy existe la posibilidad cierta a través de este convenio de poder abrir espacios de práctica y porqué no en el futuro alguna fuente laboral”.
Edgard Salgado, dueño de la mina Trinidad, fue uno de los productores que adscribió el acuerdo, y aseguró que esto “esto es súper positivo, porque de la llamada vieja escuela de minería van quedando pocas personas con conocimiento en carbón, por lo que las nuevas generaciones no tenemos las herramientas para poder atacar futuros proyectos mineros de esta índole”.
En esa línea el empresario declaró que la idea de este convenio se enmarca en traspasar este conocimiento a los estudiantes y potenciar así una fuente laboral que hoy genera más de 700 empleos directos en faenas extractivas en la cuenca del carbón, siendo uno de los principales motores económicos en ciudades como Curanilahue, Lebu y Los Álamos.

A %d blogueros les gusta esto: